CONSEJOS PARA CUIDAR DE SU CONEJO

Los conejos son animales totalmente herbívoros adaptados a comer gran cantidad de alimento fibroso (hierba). Cuando la cantidad de fibra en la dieta disminuye, el sistema digestivo del conejo no funciona correctamente. Además, sus dientes y muelas crecen
durante toda la vida, por lo que, si se emplea una dieta pobre en fibra, existe riesgo de sobrecrecimiento de las piezas dentales.

La jaula debe ser amplia. Como mínimo sus dimensiones deberían permitir 2-3 saltos de largo y 1 salto de ancho. Su altura debe permitir al conejo ponerse de pie. Es muy recomendable sacarlos de la jaula todos los días (bajo vigilancia) para que puedan hacer ejercicio, no se aburran y puedan relacionarse con sus dueños.

En cuanto a prevención, lo mejor es llevar al conejo al veterinario especializado en exóticos para una revisión médica rutinaria post-compra, que incluya un examen fecal, y posteriormente, al menos una vez al año. El veterinario te  informará de las pruebas necesarias para comprobar el estado de salud de su animal.

Más info sobre cómo cuidar a su conejo

CONSEJOS PARA CUIDAR DE SU YACO

Los humos de cocina son altamente tóxicos para los yacos y lo mismo ocurre con el humo de tabaco. Si eres fumador y quieres tener uno, te recomendamos que dejes de fumar o por lo menos no fumes en presencia del loro.

Otra información importante que debes saber antes de adquirir este animal es que sus plumas sueltan polvillo aunque realmente éste en raras ocasiones puede dar lugar a trastornos respiratorios en otros animales o personas. Mantener una elevada humedad ambiental disminuye la producción de este polvo, pero no es posible eliminarla por completo.

Respecto a la alimentación, necesita disponer siempre de comida y agua limpia. La forma más fácil de alimentar correctamente al yaco es dándole un pienso compuesto en forma de pellets (no confundir con mezclas de semillas). Deben comer fruta y verdura a diario y las pipas y frutos secos se le deben dar sólo como premio. Los comederos y bebederos se deben limpiar a diario.

Además, te recomendamos que el animal esté siempre vigilado y no lo dejes suelto sin vigilancia. Su curiosidad natural puede causarle muchos accidentes.

Más info sobre cómo proteger y alimentar a su yaco